Articles Written in Spanish

Feel free to distribute these articles - you may replace the link with your affiliate links

Artículos escritos en español
Siéntase libre de distribuir estos artículos - puede sustituir la relación con su filial enlaces

Article 1 - Que Son Los Calculos Amigdalinos?

Los cálculos amigdalinos o tonsilolitos son un conjunto de diversos
materiales que se unen y se acumulan en un punto que se localiza en
la parte trasera de la boca y la cavidad que alberga las amígdalas.
Esencialmente, hay muchos tipos de materiales diferentes que pueden
ayudar a la creación de los cálculos amigdalinos. La composición
exacta de los cálculos variará de una persona a otra, aunque todos
los cálculos contienen por lo menos dos tipos diferentes de materia.

En apariencia, los cálculos amigdalinos a menudo pueden estar
compuestos de cantidades diminutas de comida que parecen haberse
alojado en el área. Generalmente, los cálculos tienen un color
blanco o amarillento, y a menudo parecen ser algo que se puede
raspar con poco esfuerzo.

Sin embargo, a medida que la materia madura, se vuelve calcificada
crecientemente y se adhiere al tejido con una resistencia más
grande. En las primeras etapas, los cálculos amigdalinos pueden
parecer simplemente bacterias que están presentes debido a una
gripa o algún tipo de infección de la garganta. A menudo, se pueden
administrar antibióticos debido a esta suposición.

Aunque esto puede ayudar hasta cierto grado, especialmente para
aliviar algunos síntomas menores superficiales, el problema está en
que los antibióticos no removerán los bultos de cálculos
calcificados que son los cálculos amigdalinos.

http://www.calculosamigdalinos.com

Article 2

Sintomas: Como Se Si Tengo Calculos Amigdalinos

Es posible tener cálculos amigdalinos por un periodo largo de
tiempo, simplemente porque la condición puede estar presente sin
mostrar más que síntomas superficiales.

Sin embargo, si los cálculos amigdalinos no son atendidos,
eventualmente comenzarán a hacer notar su presencia, y no de una
manera placentera. Estos son algunos ejemplos de los síntomas más
comunes de los cálculos amigdalinos que pueden presentarse.

Mal aliento es uno de los indicadores de que los cálculos
amigdalinos pueden estar presentes. Esto usualmente se identifica
como un síntoma cuando el individuo el individuo se cepilla los
dientes después de comer, e incluso usa enjuague bucal para
refrescar el aliento. Y aún así, más o menos una hora más tarde,
regresa el olor fétido y la boca tiene un sabor como si no se
hubiera cepillado los dientes ni hubiera usado enjuague bucal.

Dado que esto tiende a comenzar como un inconveniente menor, la
mayoría de nosotros tendemos a chupar una menta y seguir con
nuestras vidas. Sin embargo, a medida que los cálculos amigdalinos
continúan desarrollándose, el olor fétido se sigue haciendo más
fuerte y eventualmente nos damos cuenta de algo se está saliendo de
lo normal.

Por favor sea conciente de que cuando la gente tiene cálculos
amigdalinos, no hay dolor en las amígdalas. Si hay dolor en las
amígdalas, es bastante probable que haya otro problema tal como una
infección. Deberá visitar a su médico si tiene dolor en las
amígdalas. Este libro electrónico solo ayudará a la gente que tiene
cálculos amigdalinos.

El desarrollo de una tos sin razón aparente también puede ser un
signo de que existen cálculos amigdalinos en proceso de formación o
ya presentes. Al igual que con el mal aliento, la mayoría de
nosotros ignoramos una tos como algo meramente incidental. Después
de todo, una tos puede ser resultado de haber respirado algo de
polvo a través de la garganta o alguna otra irritación menor.

Sin embargo, como los cálculos amigdalinos establecen su vivienda
en la parte trasera de nuestras bocas, la tos se volverá más
persistente y en algunas ocasiones llegará a un punto en que
resultará difícil de controlar.

El dolor de garganta a menudo es un factor en la presencia de
cálculos amigdalinos. Al principio, podemos sentir como si las
amígdalas estuvieran irritadas; sin embargo, la sensación
usualmente comienza a sentirse como si estuviéramos experimentando
un dolor de garganta que es similar a la manera como nos sentimos
cuando tenemos un catarro.

Cuando esto pasa, podemos elegir chupar algún dulce de menta o una
pastilla para la garganta. Aunque esto puede ayudar temporalmente a
aliviar el síntoma, no hace nada para disminuir el desarrollo de
los cálculos amigdalinos.

Sin tratamiento, todos estos síntomas seguirán aumentando su
severidad. Además de experimentar tos, dolor de garganta y lidiar
con mal aliento, hay otro síntoma muy común que puede estar
presente. Esta es una sensación de que se tiene algo extra
alrededor de la parte trasera de la boca.

Esto se debe a que la presencia de los cálculos amigdalinos está
añadiendo masa a las amígdalas. Esta masa extra puede disminuir la
eficiencia para tragar, lo cual también puede resultar
inconveniente. Interesantemente, es en este punto cuando la mayoría
de nosotros visitamos al doctor para que nos revise.

¿Quiere aprender el secreto para deshacerse de los cálculos
amigdalinos? Mi solución para eliminar los cálculos amigdalinos, es
completamente NATURAL, FÁCIL Y SENCILLA.

Haga Click Aquí Para Obtener Su Copia Ahora Mismo, con una Garantía
de Reembolso del 100% de su Dinero.

http://www.calculosamigdalinos.com

Article 3

De Que Estan Hechos Los Calculos Amigdalinos

En resumen existen tres ladrillos involucrados en la creación de
los cálculos amigdalinos. No tienen que estar presentes los tres
para que se desarrollen los cálculos. No es inusual que cualquier
combinación de dos de estos elementos lleven a la creación de los
cálculos, además que es muy común que los tres elementos estén
presentes.

Los tres son evidencia anecdótica de la creación de los cálculos
amigdalinos a partir de un solo elemento; sin embargo, actualmente
no es ninguna instancia que sea generalmente aceptada por la
comunidad médica.

Uno de los elementos más comunes que pueden estar en los cálculos
amigdalinos son los leucocitos que ya no viven ni funcionan. Los
elementos naturales que componen los leucocitos proporcionan la
materia básica que puede dar inicio al desarrollo de depósitos
calcificados que forman la base de los cálculos amigdalinos.

Existen varias ideas sobre cómo llegan a juntarse los leucocitos en
el área cercana a la parte trasera de la boca, y probablemente hay
un cierto grado de veracidad detrás de estas teorías. Lo que es
importante recordar es que la presencia de la materia prima de
estos leucocitos muertos puede ayudar a establecer el ambiente
ideal para que ocurra el desarrollo de tonsilolitos.

Un segundo elemento común que ayuda a la formación de los cálculos
amigdalinos son las bacterias orales. No hay ningún misterio
alrededor de cómo las bacterias pueden llegar a juntarse en la
parte trasera de la boca y en la entrada de la garganta. Es un
hecho muy sencillo ya que todo tipo de materiales pasan cerca y a
través de esta área.

No solo hay exposición a las bacterias debido a la comida y la
bebida, sino también por los elementos que están en el aire que
entra al área cuando respiramos a través de nuestra nariz o boca.
Bajo las condiciones adecuadas, las bacterias orales pueden
establecerse fácilmente y ayudar a los leucocitos a crear los
cálculos amigdalinos.

Para aprender la manera para deshacerse naturalmente de los cálculos
amigdalinos para siempre, por favor visite este sitio web para obtener una
copia de mi libro Remedios para los Cálculos Amigdalinos.
http://www.calculosamigdalinos.com

Atentamente,

Your Name
http://www.calculosamigdalinos.com

 

   Copyright © 2008-2009 Bostar International. Todos los Derechos Reservados.